Saltar al contenido

Impresión 3D con la triple “B”

Imagen destacada impresoras 3D

¡Hola  monetes! Mi proyecto de final del grado medio (hace ya 3/4 años de esto) fue presentado a un concurso externo a mi instituto en el cual no ganamos, pero nos quedamos muy cerca. Realmente el tema era algo muy original, y más hace años. Una empresa que se dedique a hacer impresiones 3D de modelos suministrados por el cliente y les llegue el objeto físico impreso.

Os cuento esto para que entendáis por qué me hace tanta ilusión un post de este estilo. Ahora, pasemos a las impresoras 3D.

¿Qué es una impresora 3D?

Una impresora 3D es el sueño de todo arquitecto, todo diseñador o todo inventor. Básicamente con ella puedes crear diseños 3D en el ordenador y materializarlos con la impresora en diferentes materiales.

Hay impresoras 3D de hormigón para hacer casas. Impresoras 3D para creación de órganos con células madre para su posterior trasplante. Impresoras 3D de comida… Aunque las que suele comprar una persona normal y corriente suelen ser impresoras 3D que utilizan un material llamado PLA. Realmente no son más que impresoras que realizan sus diseños en plástico.

¿Cuánto cuesta una impresora 3D?

Si quieres hacerte con una impresora de órganos vas a tenerlo complicado. Si lo que quieres es una impresora 3D de PLA, estás de suerte. Estas impresoras puedes encontrarse en Internet desde unos 200€ hasta algo más de 4.000€. Y dependiendo de las ganas que tengas de montarla tu mismo puedes incluso encontrarlas más baratas, en torno a los 120€.

Otra opción si ya tienes una impresora 3D es hacerte muchas de las piezas que necesitas para hacer una segunda impresora tu mismo. Aunque por 200/400€ puedes encontrar ya impresoras muy buenas como la XYZprinting da Vinci miniMaker o la flsun 3D.

Ademas del precio de la propia impresora 3D hay que tener en cuenta el precio de los recambios. Aproximadamente unos 20€ por cada kilo de PLA. Teniendo en cuenta que el PLA es un material ligero, con un kilo tendremos para crear unos cuantos diseños.

¿Qué puedo hacer con una impresora 3D?

En este punto hay un ‘problema’. Y es que por muchas cosas que digamos simplemente puedes dar rienda suelta a tu imaginación. Puedes crear todo lo que se te ocurra. Imagina que quieres crearte un disfraz, podrías crear muchos detalles de este con la impresora. Imagina que tu hermano o tu hijo quiere una figura de un personaje de acción, si te atreves a hacer el diseño o ya ha hecho alguien un diseño de él y lo ha publicado, podrás imprimirlo. O simplemente quieres un centro de mesa o una lampara original. Con una impresora 3D puedes hacer esto y mucho más.

 

A día de hoy hay grandes empresas que se dedican a hacer todos sus productos o parte de estos con esta tecnología. Algunas empresas que utilizan este método son:

  • Ford: Según Ford, la inclusión de la impresión 3D puede hacer que los métodos de producción y fabricación que duran cuatro meses y cuesten más de 500.000$, lleven tan sólo cuatro días y no sobrepasen los 3.000$.
  • Boeing: Durante el 2014 Boeing imprimió en 3D más de 22.000 piezas. Un modelo de avión de la compañía Boeing, el 787 Dreamliner, cuenta ya con 30 piezas impresas, lo que supone un récord en esta industria.
  • Nike: Fabricó mediante impresoras 3D los tacos de las botas de los jugadores de la Super Bowl 2014 en los modelos Nike Vapor Laser Talon y Vapor Carbon Elite. Además, planea seguir extendiendo este método de fabricación mediante el uso de la impresión 3D en futuros productos.

Y, aunque hay otras empresas, creemos que la idea se ha entendido ya.

¿Cómo crear diseños para impresión 3D?

Aunque esto hace unos años era algo complicado la creación de diseños 3D se ha simplificado mucho. Tenemos herramientas de diseño 3D como Tinkercad, en el cual podremos crear diseños de forma rápida y sencilla. También tendremos webs como thingiverse en la cual podremos descargar diseños creados por otros, o contribuir con los nuestros. Luego estos diseños se tienen que pasar a un formato que entienda la impresora 3D. Para esto existen programas como Cura, los cuales te dejarán adaptar esos archivos a tu impresora.

Podríamos extendernos más, pero cada impresora necesita configuraciones distintas y no lo vemos necesario. Básicamente en estas web podéis crear diseños, usar diseños de otra gente o inspiraros en otro diseños para crear los vuestros propios.

Opinión de las impresoras 3D

En el ámbito profesional se necesitan impresoras no sólo de calidad, si no rápidas y eficientes. Para un ámbito personal una pequeña impresora nos sirve. La mayoría de las impresoras 3D tienen tamaños de impresión de 20x30cm aproximadamente. Para crear cosas más grandes habrá que “partir” nuestro diseño en tantas partes como sea necesario para su impresión, y luego juntarlas. Nosotros creemos que es una herramienta que dentro de un cierto tiempo todo el mundo tendrá en casa.

En definitiva, si quieres una impresora 3D y “te da igual” el precio mira alguna de las impresoras similares a las del principio del post. Con ellas tendrás más que suficiente para saber si te gusta o no esto de la impresión 3D.

En caso de que esto te llame la atención pero quieras hacerlo al menor coste posible o montarla tu para entender al 100% su funcionamiento, mírate la Anet A8.

Desde El mono del código te animamos a que pruebes esta tecnología. Eso si, sólo si tienes ganas y tiempo, mucho tiempo. Aparte de ser muy entretenido, te pasarás muchas horas entre búsqueda y creación de diseños. La inversión a realizar no es muy grande, pero todas las impresoras 3D llevan un montaje (mayor o menor, pero montaje) y una calibración inicial. Dependiendo de lo cómodo que seas esto puede engordar el precio o disminuirlo.

¿Te animas a hacer el mono con las Impresoras 3D?

 

Impresión 3D con la triple “B”
5 (100%) 1 vote